Productos para Auto / SUV/ 4x4 / Van

Tour de France campers/fans

Tour de Francia - un espectáculo para los aficionados

Más que una competición de ciclismo – ¿Qué es lo que hace que el Tour sea legendario?

 

Puede que el Tour de Francia sea un evento deportivo, pero constituye también una receta para el éxito que consta de tres ingredientes fundamentales, además de las proezas atléticas de los mejores ciclistas del mundo:

  • La mitología y leyendas de más de un siglo de historia del Tour
  • La diversidad y el patrimonio de los bonitos paisajes que recorre el Tour
  • Los fans. Descubre qué les motiva para seguir el Tour en vivo y qué aportan al evento...

DEL GRAND DÉPART A LA ETAPA FINAL – POR QUÉ NADA ES COMPARABLE A VER EL TOUR EN PRIMERA PERSONA

German cycling fans meeting Tour De France superfan Didi the Devil

Meinhard Meister y Heiko Grabowski conocen al superfán del Tour de Francia apodado Didi the Devil © Meinhard Meister

Al preguntarle sobre su experiencia más memorable del Tour, Jo Helsen no sabe qué contestar. Y no es porque no recuerde ningún momento especial, sino porque tiene demasiados. El consumado fan del ciclismo descubrió su pasión por el Tour de Francia siendo un niño, y desde entonces, su papel entre el público del Tour ha evolucionado a lo largo de los años. Sin embargo, aunque él es un apasionado del ciclismo con estrechos vínculos con el mundo del ciclismo profesional de su Bélgica natal, es consciente de que este deporte no es la única atracción principal: “No necesitas saber nada sobre el ciclismo, porque es mucho más que una simple carrera. Es el ambiente, los helicópteros sobrevolando, la caravana publicitaria que pasa, ver a los atletas subir una montaña con la fuerza de sus piernas... no se trata solo de ciclismo, es algo que no puedo explicar ni describir”.

Meinhard Meister y Heiko Grabowski, dos fans alemanes que han presenciado el Tour en directo casi cada año desde 2004, están de acuerdo en que se trata de algo más que una mera competición: “Cuando ves a la gente agolpándose en las calles, el orgullo en los ojos de los habitantes de los pequeños pueblos cuando el Tour pasa por delante de su localidad y las expresiones en las caras de los ciclistas al pasar... es una experiencia completamente diferente a lo que se ve en televisión” enfatiza Meister: “Una vez que lo has vivido, quieres volver todos los años”. 

VIAJAR AL TOUR DE FRANCIA EN UNA AUTOCARAVANA

Fans trying to catch a glimpse of a TV showing the race in a motorhome at Alpe d’Huez, Tour De France

Fans intentando ver una televisión que transmite la competición en una caravana en Alpe d’Huez. Tour de Francia. © Meinhard Meister

Para los fans alemanes, “volver” significa llegar con siete días de antelación a la etapa de montaña más espectacular para encontrar una plaza de aparcamiento en la subida para su autocaravana. El tiempo hasta que llega el pelotón se aprovecha explorando rutas pintorescas, cruzando los pasos de montaña de la región y por la tarde haciendo buenas migas con los vecinos de campamento. Durante su primer viaje, habían reservado habitación en un hotel, pero en cuanto vieron a los campistas con sus caravanas aparcadas en los Alpes Franceses lo supieron inmediatamente: “eso es lo que hay que hacer”.

Hasta el día de hoy, su momento favorito del Tour de Francia es la 13ª etapa en Alpe d’Huez. Meister recuerda el primer día que llegaron al pie del famoso ascenso: "Antes incluso de registrarnos en nuestro alojamiento, ya estábamos en nuestras bicicletas para experimentarlo por nosotros mismos. Con cada curva, nos emocionábamos más". A día de hoy, él y Grabowski, su compañero aficionado al ciclismo, tienen un sinfín de recuerdos del Tour, de la gente que conocieron por el camino, de los "vecinos de campamento" con los que compartieron desayunos, de los espectadores que les ayudaron a animar al pelotón el día de la carrera y, por supuesto, de las cumbres que pudieron recorrer en los días de descanso del Tour. "Te diviertes durante todo el día. Eso es el Tour", Grabowski resume así el atractivo de unas vacaciones de ciclismo y camping en carretera.

"Te acercas tanto a los ciclistas, más que en cualquier otra competición deportiva", añade, "sobre todo cuando suben lentamente por la montaña, puedes ver las emociones reflejadas en sus rostros, y se nota que sienten la presencia de los aficionados, el apoyo y los ánimos cada vez que les animan". Puede que los espectadores tengan un favorito, pero según Meister, no envidian el éxito de otros corredores: "Tal vez eso es lo que hace que el ambiente sea tan especial: este sentimiento de apoyo mutuo y entusiasmo".

EL MEJOR LUGAR DEL RECORRIDO

Tour de France at Col de Peyresourde in the Pyrénées

Tour de Francia en Col de Peyresourde, en los Pirineos. © Instagram @lesamisdutourdefrance

Para Jo Helsen, un viaje por carretera a través del Tour de Francia es un viaje de trabajo. Recoge sus autobuses Volkswagen de época cuidadosamente restaurados y conduce hasta 6.000 kilómetros atravesando Francia en seis semanas. Ha seguido al Tour con su bar móvil, el Café Welkom on Wheels, todos los años desde 2009, excepto en 2020. Para él, no sólo es la mejor manera de vivir el Tour, sino también una oportunidad de compartir esa experiencia con espectadores de todo el mundo: "Tenemos música, tenemos un ambiente fantástico y, por supuesto, conocemos mucha gente nueva", resume. "El mundo entero está en nuestro bar, desde australianos a estadounidenses, pasando por alemanes y daneses. Vienen de todas partes del mundo para ver el Tour de Francia". El bar también ha recibido a una gran cantidad de celebridades, añade, "el pelotón, especialmente los equipos belgas, nos conoce. Vienen con sus invitados e incluso con sus ciclistas en los días de descanso". Sin embargo, codearse con ciclistas de fama mundial no tiene por qué ser el aspecto social más importante del Tour. Son los otros apasionados seguidores y la gente entre bastidores los que ocupan un lugar especial en el corazón de Helsen. Después de intercambiar cerveza por salchichas en miniatura con el equipo de promoción de Cochonou durante una avería de la caravana en 2010, entraron en contacto por redes sociales y acordaron reunirse de camino durante todos los años siguientes. Cuando la COVID impidió que el Café Welkom on Wheels se uniera al Tour del año pasado, intercambiaron regalos por correo. " No puedo evitar sonreír al hablar de ello", recuerda Helsen con cariño.

Aunque admite que ni él ni su inusual flota estaban preparados para esta ambiciosa empresa cuando se lanzó a la carretera, ahora son profesionales experimentados. La organización sin ánimo de lucro que fundó, llamada Les Amis Du Tour De France, cuenta ahora con "patrocinadores que nos apoyan y un equipo de diez personas que viajan con nosotros. Vamos con tres caravanas y un gran camión con todos nuestros suministros. Cuando subimos a la montaña, parecemos un gran circo. Tengo cuatro o cinco televisores, así que cuando estás en mi bar, puedes ver la carrera por televisión y en directo".

At the Col du Glandon

En el Col du Glandon. © Meinhard Meister


Puede que Jo Helsen no sea capaz de recordar su momento favorito del Tour de Francia, pero si le preguntan cuál es el mejor lugar de Francia para ver el Tour, no tarda en responder: "El Col de Peyresourde, en los Pirineos. Lo echo de menos. Incluso hablando de ello ahora, se me pone la piel de gallina, porque hace dos años que no voy. Para nosotros, es realmente como una vuelta a casa. Si quieres vivir el ambiente de lo que hacemos, tienes que buscarnos allá donde pase pase el Tour.

"¿Qué hace que este puerto de montaña en los Pirineos centrales sea tan especial? Además de la historia del Tour, también está el hecho de que el alcalde ha concedido al Café Welkom on Wheels un permiso por escrito para instalarse al lado de la ruta y que los lugareños siempre se detienen para tomar algo, y para probar el famoso guiso de carrillada de cerdo de Helsen, servido con patatas fritas belgas. Aunque también hay que destacar el atractivo de una etapa relativamente tranquila, en comparación con los Alpes franceses o los Campos Elíseos, por ejemplo. Los lugares de acampada allí no son aptos para las autocaravanas normales y "sigues estando en una parte de Francia en la que no puedes encontrar ninguna conexión y estás desconectado durante tres días, no puedes enviar un mensaje ni entrar en internet", señala Helsen, "eso también es algo que contribuye a la aventura. Esos tres días siempre son los mejores.

CONSEJOS PARA VIAJAR EN UNA AUTOCARAVANA

 

Ya sea para presenciar el Grand Départ en el norte de Francia, empaparse del ambiente en las etapas más concurridas de los Alpes, vivir una experiencia relajada en los pequeños pueblos de las etapas más remotas, o para alojarse en un camping en la zona urbana de París y estar presente en la línea de meta, no hay nada como presenciar el Tour de primera mano. He aquí algunos consejos que debes tener en cuenta al planificar un viaje en autocaravana a Francia.

 

 

  • Este año, por supuesto, es importante estar atento a las advertencias de viaje y a las posibles restricciones debidas a las medidas contra la pandemia. La mayoría de los aficionados no pudieron presenciar el Tour de Francia 2020, pero es de esperar que en 2021 las multitudes regresen sin problemas.
  • Las condiciones locales varían en función del lugar al que se pretenda viajar. Infórmese con antelación sobre los cierres de carreteras y llegue con tiempo suficiente para conseguir un lugar de acampada en las rutas de montaña más populares.
  • La acampada libre varía desde lo permitido o tolerado hasta lo estrictamente prohibido. Asegúrate de haber reservado un camping con antelación o consigue una plaza en un aparcamiento especialmente habilitado a tal efecto en los lugares en los que no está permitido acampar en el borde de la carretera.
  • Llega pronto a las etapas más populares. Los mejores lugares para acampar junto a la carretera en las etapas de montaña pueden estar ocupados hasta con una semana de antelación. En los días y horas anteriores al día de la carrera, los turistas de día pueden crear atascos.
  • Lleva una bicicleta. Esto puede parecer obvio para los apasionados de la carretera, que no sólo quieren disfrutar el ciclismo. Sin embargo, también necesitarás tu bicicleta por razones prácticas. Recuerda que no puedes mover la caravana una vez que te hayas asegurado una plaza, así que tendrás que ir en bicicleta a las tiendas más cercanas para abastecerte.

 

Jo Helsen no sabe si podrá acudir al Tour este año, pero volverá a la competición en cuanto las cosas vuelvan a la normalidad. "Estoy orgulloso de recibir al mundo del ciclismo en mi bar", dice, refiriéndose no sólo a su Café Welkom on Wheels, sino también al Café Welkom de Bélgica original (estático) , donde recibe a ciclistas de todo el mundo el resto del año.

Meinhard Meister y Heiko Grabowski se encuentran en la misma situación de incertidumbre: "No se puede planificar nada este año", dice Grabowski, "pero lo bueno de las caravanas es que no hace falta planificar nada. Si decidimos ir, sólo tenemos que cargar las bicicletas en la parte de atrás e irnos".

Vivir en una caravana durante el Tour de Francia

Temas Relacionados

Tour de Francia - Historia

Tour de France History photos – cyclists and cheering crowd ©Getty Images

Desde carreras salvajes impulsadas por el alcohol durante la noche hasta un fenómeno deportivo mundial: descubre cómo ha cambiado el Tour de Francia desde sus inicios.

Leer más

Alcanzando la máxima seguridad en bicicleta gracias a la tecnología

Two cyclists in a bike lane waiting for lights to turn green beside a stationary car

Las bicicletas no tienen airbags ni zonas de protección contra impactos. Pero existen soluciones tecnológicas que pueden ayudar a mantener seguros a los ciclistas.

Leer más

Tour de Francia - Viaje

Tour de Francia Viaje Foto © A.S.O/Alex Broadway

Descubre los cinco lugares turísticos más destacados de Francia para visitar a lo largo de la ruta del Tour de Francia.

Leer más